Campanas de extracción

Las campanas de extracción de laboratorio sirven para controlar la exposición a tóxicos, vapores ofensivos o inflamables, gases y aerosoles. Las campanas de extracción de laboratorio son el método principal de control de la exposición en el laboratorio. El extractor de laboratorio es un sistema de ventilación local (control de ingeniería).  Una campana típica de humos es una cabina con una guillotina frontal móvil (ventana) hecha con un cristal seguro. Una campana de humos correctamente utilizada y en perfecto estado elimina los gases peligrosos, polvos, nieblas y vapores de un lugar confinado y ayuda a proteger a los trabajadores contra la exposición por inhalación.