Nuestra historia

En 1978 nace Esco, fundada en Singapore fue pionera en la tecnología destinada a las salas blancas de laboratorios del sudeste asiático. Esco se especializó tanto en la creación de soluciones de alta tecnología  industrial como  en la industria de ciencias de la vida. Desde sus primeros pasos, Esco se ha ganado una reputación merecida gracias a su innovación en el campo de laboratorio y salas blancas.

Desde su sede en Singapore, Esco dirige una investigación de alta eficiencia, desarrollo de producto, fabricación y un programa óptimo de servicio al cliente. Con oficinas globales en ocho localizaciones adicionales, los productos de Esco se venden en más de 113 países a través de 300 distribuidores independientes. Esco es el líder mundial en cabinas de seguridad biológica, ofreciendo el más amplio portfolio de producto de la industria, con miles de instalaciones en laboratorios líderes a nivel mundial. Nuestros clientes son proveedores líderes mundiales en las ciencias de la vida, hospitales, instituciones biomédicas y farmacéuticas así como universidades.

Hoy en día, con un personal involucrado, lleno de energía y optimismo, Esco sirve en 300 países, planificando futuros mercados y fortaleciendo su posición con fuerza global en aire limpio y equipamiento tecnológico de laboratorio. Nuestra mayor satisfacción no es sólo un completo portfolio de soluciones tecnológicas de laboratorio clínico que incluye las cabinas de seguridad biológica, las campanas de extracción, hornos, incubadoras, incubadoras de CO2, cabinas de flujo descendiente, congeladores ULT… También es nuestra nueva planta de fabricación de última generación. Esta fabricación no solo representa lo lejos que hemos llegado desde nuestra primera partida de cabinas de flujo laminar. Es además un indicio de nuestro crecimiento en futuro cercano.

La compañía tiene una historia de innovaciones única, incluyendo: